Archivos de la categoría Cine

En Netflix, la mirada de Werner Herzog sobre Internet, la Robótica y la Inteligencia Artificial

Review: se encuentra disponible en Netflix el documental Lo and Behold: Reveries of the Connected World, dirigido y producido por Werner Herzog (2016). Dividido en 10 partes, cada una con un foco particular, la película es un relato sobre el impacto de internet, la robótica, la inteligencia artificial, y otras tecnologías en la vida humana. Contiene entrevistas a pioneros de Internet, que trabajaron en la creación de la red a fines de los sesentas, y otras conversaciones con científicos, hackers y comunidades afectadas de alguna u otra manera por el gran invento del siglo XX. Herzog, con ese inglés muy “alemán” que lo caracteriza, se encuentra con emblemas de la historia tecnológica reciente tales como Ted Nelson, Elon Musk, Kevin Mitnick y Robert Kahn, entre otros, haciendo las preguntas precisas y logrando ese rapport exclusivo de un animal del séptimo arte.

Si bien el documental es una selección algo azarosa de las zonas de impacto que ha generado Internet, sugiere para el futuro vectores de desarrollo sorprendentes y controversiales, que comúnmente no encontramos en la prensa sobre tendencias y que solo un realizador de la talla de Herzog es capaz de advertir. 100% recomendable, un aporte de Netflix dentro de la larga cola de series y películas de fórmula única que ofrece, donde la mirada de un veterano del cine acerca de la complejidad socio-tecnológica actual contrasta con elegancia y aparece sencillamente como un lujo.

The Martian, Ridley Scott recargado

martian

“Starman” de David Bowie, irrumpe en el mejor momento de la película

¿Pulgares hacia arriba para Misión Rescate (The Martian)? Ver el trailer puede confundirte un poco. Ver cómo un director que dirigió la mejor distopía de todos los tiempos (Blade Runner) y que incluso se anotó el terror espacial más emblemático (Alien, el octavo pasajero), podía meter la pata una vez más como lo hizo con Prometheus, y quedar definitivamente en el olvido, era preocupante. Cómo no volver a ver algo bueno de la mano del inglés de Thelma y Louise. Esta vez lo hizo. En una apología al Nasa-thinking, a lo geek, a lo maker, a lo hacker, al self del rendimiento. Ver a uno de los personajes de Interstellar (Matt Damon como Dr. Mann) convertido en el botánico Mark Watney, abandonado en Marte, resolviendo dilemas de sobrevivencia a 60 millones de kilómetros de la Tierra, prometía continuidad fisonómica con lo mejor del cine estelar-realista de los últimos años (la estupenda Jessica Chastain es también parte del elenco). Una factura visual exquisita, ese filtro anaranjado que hizo parecer a las áridas montañas de Wadi Rum (Jordania) como el propio Marte. Aunque a ratos disonante con las repetidas gringadas propias del cine de misión espacial estadounidense (gritos de alegría desde la mesa de control de la NASA, esa explosión de felicidad post-estrés que nos han vendido desde que existe el género). Rescatemos que esta película se levanta sin agujeros de gusano y viajes chamánicos astrofísicos como los de Interestellar (riesgosa apuesta); ni enanos café de largo cuello que traen un mensaje encriptado para la humanidad; tampoco vacilaciones filosóficas de un náufrago de las estrellas; tampoco disparos láser que atraviesan titanio; robots de complejas emociones que generan una “relación” con el protagonista (2001, Odisea del Espacio; Moon); o paisajes humanos futuristas con tecnologías supersónicas y ropa de lycra impermeable. No. Es una película finalmente práctica. Casi nihilista, lo que no se nota con la música disco que a ratos acompaña. Nadie te observa allá. Estás ahí, solo tú y tu mente. Lo que tenemos es un astronauta científico intentando resolver el peor escenario posible y que se sirve de un ingente cóctel de neuronas hiper ágiles para aguantar una larga espera. Un tributo, sin duda, a lo que producen las mejores universidades del primer mundo y a la investigación aplicada del Siglo XXI.  Una oda al emprendimiento científico. Un mensaje claro también para decir que no es broma que tenemos que empezar a mirar al cielo si queremos perpetuarnos como especie. Y lo mejor de todo: un tema en el momento preciso, de un soñador de la carrera espacial, de los primeros trips del rock cósmico: Starman, del gran David Bowie. Mientras Watney prepara el escape final, luego de que Scott nos involucrara en la psicología de un personaje simpático, resiliente y porfiado. Con un optimismo a ratos agotador, pero que finalmente, convence.

“Interstellar”, una película de astro-física del amor

interstellar-feat-970x545

Cooper resuelve la misión con la ayuda de una meta-dimensión: el amor

A continuación, un ensayo-bonsái sobre una de las entregas más comentadas del año que se fue: Interstellar (Christopher Nolan, 2014). Sigue leyendo

“Lucy”, la neurociencia ficción de Luc Besson

lucy

En algún lugar del cine, “Lucy” podría ser la secuela de “Her”

Si en 2013 la ciencia ficción por fin vio llegar un ejemplar digno de aplausos con la polisémica “Her” de Spike Jonze, en 2014 podemos estar satisfechos con el género gracias a la nueva maniobra del francés Luc Besson con la recién estrenada “Lucy“. Sigue leyendo

Apes. Together. Strong!

simios

Una débil segunda parte de una historia con altos y bajos

Aún se encuentra en cartelera la nueva entrega de la famosa franquicia de monos parlantes “El Planeta de los Simios: Confrontación“. Hubo que esperar tres años para saber qué pasó con César, el primer eslabón de primates inteligentes que según el gran guión de esta saga, se tomarían el mundo haciendo desaparecer a los humanos de la faz de la tierra. Sigue leyendo

De la Europa prehistórica a Harvard: cultura de interacción alrededor de una fogata

Facebook es la nueva “fogata” alrededor de la cual se reúne la tribu

Artículo escrito originalmente para el Blog del curso IMI, Diseño Digital UDD

Comenzamos nuestra reflexión acerca de los nexos entre diseño, tecnología y cultura abordando dos grandes films situados en las puntas de la línea de tiempo de la humanidad: la Guerra del Fuego y La Red Social. Sigue leyendo

“El presente es aburrido”

La película de Woody Allen muestra una apología al tiempo cultural pasado, que se aprecia siempre mejor que el aburrido presente

El afiche lo dice todo: un hombre camina relajado por el borde del Río Sena, bajo un cielo pintado al más puro estilo Van Gogh. Se trata de Owen Wilson, el escogido de Woody Allen para su última cinta, “Medianoche en París” (Midnight in Paris, 2011). Sigue leyendo