Archivos de la categoría Web 2.0

15 segundos de “fama” en TVN

Si eres entrevistado para las noticias, tus 15 segundos de fama estarán supeditados al fenómeno del “agenda setting”

Hace algunas semanas fui entrevistado para el noticiero 24 horas de TVN. El lugar elegido fue el patio central de la Universidad Alberto Hurtado, donde fui profesor varios años y donde actualmente desarrollo proyectos de comunicación digital. Sigue leyendo

Esperando Emigrar de Facebook. ¿Twitter?

Hay algo de los atributos de la Web 2.0 que veo poderosamente en Twitter: foco en la simplicidad. Facebook va a morir luego. La propuesta de interfaz y arquitectura de información y participación que propone lleva al desorden, al caos. Han cambiado el front page no para mejorar, sino que para reaccionar frente el overload del sistema. Vamos viendo cómo el crecimiento de la plataforma no sugiere una mejor experiencia de usuario. Fíjense bien. Al mail muchas veces llegan mensajes “fulano de tal comentó tu foto”, “fulano te invita a evento”. Vas a Facebook y no tienes dónde encontrar los avisos. Eso pasa porque Facebook pecó de ambición al querer concentrar toda la “movida” 2.0 en un solo sistema. El orden cronológico de los acontecimientos no sirve de nada. Es un remanente híbrido de un súper Blog. El “qué estás pensando” no es más que un intento de twittear dentro del mismo software. Facebook acumula crecientemente errores de usabilidad que le pasarán la cuenta. Yo estoy esperando el momento de eliminar mi cuenta, que afortunadamente no tiene mucha información de mi vida, pero lo poco, de ahora en adelante estará en las redes de mineros de datos y marketing invasivo.

Respecto a Twitter, ya veremos cómo se escriben sus 15 minutos de fama. Siempre he dicho que Twitter no es más que una versión disminuida de algo que tiene mayor potencial: el dónde estás, el qué estas haciendo y el a dónde voy que nos posibilitarán los celulares bien conectados a Internet. En un tiempo más, las prácticas mediales digitales se dividirán por el espacio con el que contamos en determinados momentos: lo que no podamos hacer en esa pantalla de 320 x 240 que es el celular lo haremos en el PC (retocar fotos, confeccionar archivos, traspasar documentos). Todo lo que sea redireccionamiento, microcoordinación, envío de respuestas cortas, confirmaciones, okeys, vistas rápidas, etc. lo haremos por el teléfono móvil. Eso sí es Twittear.

Wikipedia, Sólo el Comienzo

La estabilidad semántica de Wikipedia es un misterio y por ello se analiza el caso desde los sistemas complejos hasta la economía.

Así como hoy vemos en el mundo una crisis financiera de alcance global, propagada y aumentada rápidamente por efecto de una economía de redes, también podemos apreciar otros fenómenos sorprendentes y más optimistas como el de Wikipedia, la enciclopedia libre hecha por y para los ciudadanos de un planeta que desdibuja sus fronteras.

Y constatar de primera fuente como fue la visita de Jimmy Wales en la Universidad Mayor, fundador de este súper hipertexto mundial, que las potencialidades de la ética wiki recién comienzan, nos estimula la imaginación y nos hace pensar que la utopía de la Sociedad del Conocimiento es posible. Que el margen de error de Wikipedia sea cercano al de la Enciclopedia Britannica es todo un dato y un logro para la “sabiduría de las multitudes”. Una muestra de que los medios sociales no sólo pueden seguir el camino de la entretención, y que los usuarios/consumidores/espectadores no sólo pueden coordinarse para reírse del “gordito” que se cae al río o del japonés que se estrella en bicicleta contra un árbol (YouTube), sino que también lo pueden hacer para sumar conocimiento al de otros, sólo por el gusto de colaborar con el progreso de nuestra ecléctica civilización.

Si bien la regulación de la calidad en Wikipedia es un misterio, y cabe preguntarse cómo sus contenidos pueden legitimarse “solos”, cada vez más este sistema es consultado como referencia de primera mano por estudiantes, profesores e investigadores. Los 244 millones de visitantes únicos mensuales del sitio y el 4to. lugar de ránking de visitas según Alexa, nos hablan de una verdadera fiebre por consumir conocimiento, loable indicador de la Web 2.0. Todo un éxito, también, para el Software y la Cultura libres, que tanto ha costado que sean tomados en serio frente al coloso Copyright.

Y mientras la Wikipedia crece y crece, en una dirección opuesta a la Torre de Babel pero con la misma diferenciación de idiomas, otro proyecto de Wales nos llama la atención: Wikia Search, el buscador que desafía al PageRank de Google incorporando las anotaciones de los usuarios, rompiendo de alguna manera un algoritmo no del todo satisfactorio en la reducción de la complejidad de Internet. En Wikia Search, los usuarios intervienen en los resultados de las búsquedas, operando como correctores de las operaciones de los nanobots Web, muchas veces teñidos por la vieja usanza de la Publicidad.

Así las cosas, a la Enciclopedia del mundo se suma ahora una folksonomía colectiva de largo alcance, en la que todos cooperaremos para asignar las jerarquías correctas a las toneladas de kilobytes de la Red que construimos. Esto recién comienza. Y Wales lo sabe mejor que nadie.

Internet, Sociedad del Conocimiento y Web 2.0

IMG_0450A continuación, el texto que he escrito como sinopsis de la charla en el Seminario Rumbos del Arte y la Cultura:

En los últimos veinte años, hemos presenciado cambios fundamentales en la cultura contemporánea que se han hecho visibles por un nuevo escenario mediático en el que la tecnología juega un rol preponderante. Los sistemas multimedia han impulsado nuevos usos y prácticas en diversos campos, cambiando el paisaje social a nivel mundial. Con la masificación de Internet en los años noventa hemos asistido a un acelerado proceso de cambio apreciable en los medios, la economía, el arte y la educación, entre otros. Surge el concepto de Sociedad del Conocimiento y la noción de Red como mecanismos articuladores de la cultura.

Manuel Castells compara la Revolución de la Información con la Revolución Industrial y le llama a Internet “la fábrica del mundo”. Paul Virilio articula su noción de ciberespacio y sospecha de la poca resistencia humana ante la aceleración del tiempo global y la presencia de una velocidad sin freno. Nicholas Negroponte, desde un frente más optimista, se refiere a la emergencia de un mundo digital, paralelo al mundo real, desde el cual se definen una serie de operaciones de creciente hibridación.

Todas estas visiones nos hablan de la conformación de una nueva cultura, que basa procesos estructurales en soportes inmateriales los cuales funcionan descentralizadamente, sin referenciarse, aparentemente, a un centro fijo, acorde al principio original de la Red, el viejo experimento ARPANET del Departamento de Defensa de los Estados Unidos en los años sesenta. Este experimento, génesis de Internet, que planteó la descentralización de la información en nodos operativamente independientes, se refleja hoy en la vida cotidiana de los individuos actuales. Funcionamos en Red, trabajamos en Red, producimos en Red, creamos en Red. En este contexto, nuevas éticas de intercambio son apreciables en nuestra “vida de pantallas”, procesos en los que el Arte ha estado presente de diversas formas.

En esta ponencia se revisa el desarrollo de Internet como plataforma socio-tecnológica, desde el contexto de la Guerra Fría hasta el escenario del capitalismo avanzado, de alta complejidad simbólica. En esta línea de tiempo, veremos cómo una tecnología que surge con propósitos militares en un contexto histórico determinado, evoluciona hasta convertirse en el fenómeno que marca el clímax de la modernidad y que despide el Siglo XX dejando muchas puertas abiertas, problemáticas, contradicciones y desafíos para los creadores, teóricos, intelectuales, emprendedores y gestores de hoy.

La charla “Internet, Sociedad del Conocimiento y Web 2.0” nos muestra el cómo hablar de Internet, más que hablar de tecnologías, significa hablar de personas, grupos, colectivos y comunidades que se expresan, se reciclan, se regeneran y se retroalimentan a través de una plataforma informática. Fórmula que el único tipo de arte propio de la etapa posterior a la caída del bloque soviético, el net_art, supo articular creativa y asertivamente con un discurso político constituido de íconos, avatares, hipertextos, links, azar, random y códigos fuente.

De lo virtual a lo real, en Guadalajara

Una gran acogida y la sensación de haber estado en un Festival de los grandes fue lo que me traje a Chile.

Entre el 6 y el 13 de Marzo estuve en México, invitado al XXIII Festival Internacional de Cine en Guadalajara, uno de los puntos de encuentro más importantes de la industria del séptimo arte a nivel iberoamericano.

Luego de una labor de cinco meses a través de Internet desarrollando y diseñando el Sitio Web oficial del Festival, y sin conocer físicamente al equipo de trabajo que en Guadalajara trabajó en los contenidos, salí disparado en un cohete de AeroMexico a convertir los kilos de bits remezclados en todo este tiempo, en átomos.

Mucho trabajo, reuniones y buen cine, fueron la pauta de una semana cargada de asombro, desde ver la imagen de la Catrina del Festival, que tantas veces retoqué en Photoshop, convertida en gigantografía en distintas partes de la ciudad, hasta conocer personalmente al equipo del Festival, con quienes intercambié e-mails durante varios meses.

Una gran acogida y la sensación de haber estado en un Festival de los grandes fue lo que me traje a Chile. Sin duda de los mejores viajes de trabajo de mi vida.

También, me di el tiempo de escribir comentarios de las películas que vi:

Sólo me faltó escribir algo de la cubana “Personal Belongings”, que fue la última antes de venirme. Buena película, aire fresco para el cine cubano.

Website 2.0 para el Festival Internacional de Cine en Guadalajara

guad.gif

Tengo el agrado de anunciar la puesta online de la más reciente incorporación a mi portafolio de desarrollo Web, este es, el portal del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (www.guadalajaracinemafest.com). Ya sumo cuatro meses de trabajo en este sitio XL (extra large), que tiene una cantidad no menor de páginas, hacks en PHP, plug ins, piezas gráficas, banners, diseño en CSS, menús desplegables en javascript y trabajo con MySQL. ¿La plataforma? WordPress, por supuesto, que a estas alturas para mí significa un objeto virtual de culto que me gustaría honrar con el estampado del logo en alguna polera. ¿Alguien estampa poleras por ahí? Si es así, que me avise por favor.

Tengo que mencionar además que el desarrollo de este sitio ha significado un hecho inédito en mi historia profesional como es un trabajo en un 100% online con la contraparte, en este caso, Patricia Martin, ejecutiva de cine y gerente de contenidos del Festival de Cine en Guadalajara, de quien ya me siento un colaborador cercano aunque no la conozca personalmente. Si no fuera por Skype, que nos ha permitido un fluido método de trabajo Chile-México, y porque ambos hablamos Español, no hubiera sido posible llegar a este producto, cuya arquitectura de información no fue simple consolidar.

El colorido afiche con la imagen de La Catrina es obra del mexicano Edgargo Casillas y la estilización de la imagen corporativa (como el logo y algunas gamas de colores), de OZUmedia. El diseño Web (grilla, tipografía, colores, maquetación) y el desarrollo, JHC. Falta aún la incorporación del catálogo de películas participantes y la activación de la versión en inglés.

El Festival Internacional de Cine en Guadalajara es hoy el festival de cine más importante de México, la principal vitrina de novedades de cine Iberoamericano del mundo y ciertamente el más activo foro de captación y negociación de proyectos y works-in-progress de América Latina.

El Futuro de los Medios o la Polémica 2.0

futuro

Ayer jueves asistí a un seminario en el Centro de Extensión de la UC, organizado por la Vicerrectoría de Comunicaciones. Como su título indica, se abordó el Futuro de los Medios. En la segunda mesa, ¿Están a punto de desaparecer los medios masivos?, asistimos a la “reacción” de tres oradores ante el paper “Publicidad 2.0” de Paul Beelen.

Para mi sorpresa, la mesa no estuvo enfocada en el tema de la televisión y sus nuevos soportes, sino que en Internet, es decir, una mirada desde la Web hacia los medios tradicionales y el impacto de las nuevas tecnologías y modos de consumo medial en las marcas. El debate en cuestión deja claro que cada vez está más instalado el tema de los sustantivos cambios en las comunicaciones de hoy, con una Web post 2000 y post burbuja, aunque muchos se resisten a aceptar que se trata de algo realmente novedoso.

Fue patente ver en este panel dos posiciones opuestas en torno al tema: una, liderada por Beelen y el canadiense Mark Bonnell, de Impirica.com, y otra, compuesta por Héctor Hermosilla, publicista, y Eduardo Arriagada, profesor de la UC.

Es cierto, como argumentaron Hermosilla y Arriagada, que los medios no desaparecen por la aparición de uno nuevo y que más bien se perfeccionan y se adaptan unos con otros. Sin embargo, también es cierto que nunca antes, los medios habían estado tan interrelacionados como hoy, articulados por una gran Red como Internet, que actualmente pasa a una nueva fase.

El tema del “2.0” sigue siendo polémico. Por un lado están los “integrados”, entusiastas de la tecnología y de los nuevos juguetes virtuales de la Red como los RSS, las licencias Creative Commons, Flickr o Technorati, entre los que me cuento junto a Beelen y Bonnell, y por otro, los más “conservadores” que han visto antes la Prensa adaptarse a la Radio, la Radio adaptarse a la Televisión, y por tanto, no ven tanto fuego artificial en la adaptación de los antiguos medios a Internet.

Sea cual sea la posición, lo claro es que hay que tener a mano la variable “2.0” y entender los cambios actuales de la Web y su conexión con otros medios. Se avecina una nueva especulación en torno a los usos sociales de las tecnologías de la comunicación, y por tanto, una oleada de nuevos negocios con renovados esquemas de persuasión y posicionamiento de marcas.