Archivo de la etiqueta: Cine

Thompson y la Rosa Púrpura del Cairo

purplerose

Artículo y cruce híbrido entre Woody Allen y John Thompson, acerca de La Rosa Púrpura del Cairo. JHC.

Conscientemente o no, Woody Allen reflexiona en una de sus más célebres películas acerca de la naturaleza de los medios masivos de comunicación. En tono de comedia y tomando el caso del cine, asistimos a una escena consignada por muchos como un hito audiovisual dentro de la problemática de los mundos mediales y virtuales que experimentamos en nuestra vida cotidiana: Tom Baxter, el personaje del film, escapa de la pantalla para tener un romance con Cecilia, su más leal fan.

Desafiando toda lógica física y orgánica, este explorador transforma su condición de figura del celuloide en ser humano de carne y hueso. La “casi-interacción mediática”, en palabras de Thompson, se convierte mágicamente para Cecilia en una “interacción cara-a-cara”, fracturándose de esa manera el espacio y el tiempo natural de una película y su público, al mezclarse realidades cuya fusión es inconcebible.

Para Baxter y su fan, esta ya no es una “relación de intimidad no-recíproca” sino que pasa a ser una relación íntima, como cualquier “flechazo” de la vida real. Ella deja de soñar frente a la gran pantalla imaginando una vida mejor en un espacio y un tiempo lejano. Ella, sin caer en un schock por la emergencia de vida desde lo inerte, tiene la oportunidad de conocer a su admirado personaje que por un instante juega a ser concreto, aunque sus billetes de utilería y su visión escenográfica del mundo lo delaten en cada momento.

Es esta mecánica casi existencial la que hace a La Rosa Púrpura del Cairo no sólo un gran film sino también una declaración ontológica con un profundo sentido contemporáneo. Una operación narrativa que invierte la dirección de nuestra relación con el mundo de las pantallas: de seres absorbidos por un entorno de imágenes, a imágenes que son convertidas en seres reales que caminan junto a nosotros.

De lo virtual a lo real, en Guadalajara

Una gran acogida y la sensación de haber estado en un Festival de los grandes fue lo que me traje a Chile.

Entre el 6 y el 13 de Marzo estuve en México, invitado al XXIII Festival Internacional de Cine en Guadalajara, uno de los puntos de encuentro más importantes de la industria del séptimo arte a nivel iberoamericano.

Luego de una labor de cinco meses a través de Internet desarrollando y diseñando el Sitio Web oficial del Festival, y sin conocer físicamente al equipo de trabajo que en Guadalajara trabajó en los contenidos, salí disparado en un cohete de AeroMexico a convertir los kilos de bits remezclados en todo este tiempo, en átomos.

Mucho trabajo, reuniones y buen cine, fueron la pauta de una semana cargada de asombro, desde ver la imagen de la Catrina del Festival, que tantas veces retoqué en Photoshop, convertida en gigantografía en distintas partes de la ciudad, hasta conocer personalmente al equipo del Festival, con quienes intercambié e-mails durante varios meses.

Una gran acogida y la sensación de haber estado en un Festival de los grandes fue lo que me traje a Chile. Sin duda de los mejores viajes de trabajo de mi vida.

También, me di el tiempo de escribir comentarios de las películas que vi:

Sólo me faltó escribir algo de la cubana “Personal Belongings”, que fue la última antes de venirme. Buena película, aire fresco para el cine cubano.

Redacted: la realidad, más horrorosa que la ficción

redpeli.jpg

Esa noche, Brian De Palma nos advirtió que lo que veríamos no tenía relación alguna con Los Intocables

JHC, desde Guadalajara, México

Ayer domingo, Brian de Palma presentó en el Teatro Diana su última realización en el contexto del XXIII Festival Internacional de Cine en Guadalajara. Nos advirtió, que se trataba de una película “difícil, que mucha gente tilda como que no se puede ver”. “Abróchense los cinturones ya que lo que verán ahora viene con turbulencias”, dijo.

Y bueno, aparte de las turbulencias, es una cinta que marea, porque al igual que el estilo Dogma, está filmada en gran parte en video “casero”, para emular el registro de un soldado en la Guerra de Irak. Efecto que en la pantalla grande, en lo personal me hace doler la cabeza.

Pero más allá de la textura de la imagen, la película es un manotazo de oso porque aborda un tema fuerte. Redacted se refiere a un texto que ha sido censurado o con partes tachadas, información que se conoce, pero que se ha reprimido de forma consciente. En el caso de esta película, esa información es acerca de la violación y asesinato de una niña de 15 años cometida por soldados norteamericanos en Samarra, pertenecientes a un pelotón de control de punto de acceso (checkpoint).

Locura, bestialidad, sin sentido y desolación es el amargo saldo que deja en el espectador. Además de la impotencia de corroborar que a Estados Unidos no le bastó Vietnam para incorporar un “nunca más” en ciertas materias geopolíticas.

Es muy probable que Brian de Palma haya hecho esta película como un gesto político más que por una búsqueda estilística. Una vía compleja para el director norteamericano que afirma que la mayor arma contra su cinta es en este momento la indiferencia de sus propios compatriotas.

Website 2.0 para el Festival Internacional de Cine en Guadalajara

guad.gif

Tengo el agrado de anunciar la puesta online de la más reciente incorporación a mi portafolio de desarrollo Web, este es, el portal del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (www.guadalajaracinemafest.com). Ya sumo cuatro meses de trabajo en este sitio XL (extra large), que tiene una cantidad no menor de páginas, hacks en PHP, plug ins, piezas gráficas, banners, diseño en CSS, menús desplegables en javascript y trabajo con MySQL. ¿La plataforma? WordPress, por supuesto, que a estas alturas para mí significa un objeto virtual de culto que me gustaría honrar con el estampado del logo en alguna polera. ¿Alguien estampa poleras por ahí? Si es así, que me avise por favor.

Tengo que mencionar además que el desarrollo de este sitio ha significado un hecho inédito en mi historia profesional como es un trabajo en un 100% online con la contraparte, en este caso, Patricia Martin, ejecutiva de cine y gerente de contenidos del Festival de Cine en Guadalajara, de quien ya me siento un colaborador cercano aunque no la conozca personalmente. Si no fuera por Skype, que nos ha permitido un fluido método de trabajo Chile-México, y porque ambos hablamos Español, no hubiera sido posible llegar a este producto, cuya arquitectura de información no fue simple consolidar.

El colorido afiche con la imagen de La Catrina es obra del mexicano Edgargo Casillas y la estilización de la imagen corporativa (como el logo y algunas gamas de colores), de OZUmedia. El diseño Web (grilla, tipografía, colores, maquetación) y el desarrollo, JHC. Falta aún la incorporación del catálogo de películas participantes y la activación de la versión en inglés.

El Festival Internacional de Cine en Guadalajara es hoy el festival de cine más importante de México, la principal vitrina de novedades de cine Iberoamericano del mundo y ciertamente el más activo foro de captación y negociación de proyectos y works-in-progress de América Latina.