Archivo de la etiqueta: Cultura

Recife Pop y Mediático

post-uai

“Habría una conexión evidente entre el Carnaval de Recife (pop auténtico, resignificado, renovado) y la Galeria Do Rock en Sao Paulo. El puente estaría en la apropiación creativa de la cultura audiovisual que se muestra en los trajes de la gente en Pernambuco y la moda hiper-moderna de cierto segmento de la juventud paulista que mezcla íconos, símbolos y signos del punk, el new wave, el thrash, la ciencia ficción, con sus respectivos héroes y monstruos, sin caer en el concepto de imperialismo cultural. Es una apropiación cultural activa que propone un remix identitario alojado en el “mundo de la vida”.

Sería interesante crear un puente entre estas manifestaciones y las ideas de Henry Jenkins (culturas participativas). Los nexos con los estudios de la globalización, la etnografía y la convergencia tecnológico/cultural son claros, toda vez que los nuevos medios sirven de vehículos y potenciadores de estos nuevos fenómenos contemporáneos.”

Delfín hasta el fin: alucinante fenómeno de e-rating

Mash Up cultural, derivado de posibilidades tecnológicas en Red

Escuché en Radio Concierto a un par de locutores que tomaron contacto con un nuevo fenómeno Web, Delfín, un cantante ecuatoriano que subió a YouTube una de sus producciones “Torres gemelas” y que ha tenido un increíble e-rating.

La entrevista y el tenor de la conversación me parecieron un tanto escolares, pero me quedé intrigado con el personaje. Decidí experimentarlo por mí mismo en YouTube y claro, tanto el video como la canción son alucinantes, entendiendo por alucinante algo sorprendente que no tiene una explicación inmediata. Sólo sabes que es algo poco habitual y que te encandila. Entraría en la categoría de “risa nerviosa”, término que acuñamos en Barcelona con Maite y mi amigo Rafa para referirnos a los multifacéticos y a veces patéticos eventos de la actualidad.

“Torres gemelas” se trata de un tecno-folclor-andino, como el propio Delfín define, muy divertido, alegre, hasta ingenuo, que contrasta con las imágenes, tan serias, de las Torres Gemelas de Nueva York, en llamas. Recomiendo ver este video y guardarlo en los favoritos de YouTube. Pero no para reírse y encontrarlo “de culto”, “cool” o esos apelativos facilistas que banalizan todo, sino que para analizarlo.

Por mi lado, resumo mi análisis en lo siguiente: un fenómeno de masas complejo pero simple a la vez, pasajero, como todas las cosas que el sistema global absorbe para su beneficio. Yo creo que Delfín Quishpe ni siquiera sospecha cuánto se desperfila al aceptar que lo definan como Kitsch. Lo importante es que en él hay cierta ingenuidad que lo hace grande, una manera espontánea de expresar su desconcierto frente a las salvajadas del nuevo milenio, desde la Sudamérica indígena, no obligada a cuadrarse con los sentimientos graves del norte.

Véanlo y me lo comentan. Aquí hay algo.